Hacienda prepara una campaña de comunicaciones para avisar a las empresas de que ha detectado ‘inconsistencias’ en sus declaraciones

 

  • La Inspección vigilará a las que no le remitan documentación

 

La Agencia Tributaria va a remitir un número reducido de cartas informativas dirigidas a empresas que presentan inconsistencias significativas entre sus datos bancarios y los financieros declarados (entradas y salidas en cuentas bancarias y cifras de ventas declaradas Modelo 200), según ha informado el Registro de Economistas Asesores Fiscales (Reaf) del Consejo General de Economistas en una nota. Adicionalmente, se informará también de los márgenes brutos declarados.

Se trata, por tanto, de una campaña de información, que tiene como propósito inducir en los destinatarios una mejora en el cumplimiento voluntario de sus obligaciones presentes y futuras dándoles a conocer datos e informaciones disponibles en la Agencia Tributaria que apuntan la existencia de riesgos potenciales de incumplimiento en su comportamiento fiscal.

Se trata de una simple comunicación informativa, por lo que, salvo que el contribuyente lo considere oportuno, no es obligatorio dar respuesta a la misma, ni aportar documentación.

No obstante, en la comunicación se facilitarán enlaces para que quienes lo entiendan oportuno remitan a la Administración la documentación o, en su caso, presenten autoliquidaciones complementarias.

Especial seguimiento

Como es lógico, después de las comunicaciones remitidas por la Agencia Tributaria, esta advertirá que el colectivo va a ser objeto de un especial seguimiento por parte de la Inspección referido especialmente a las autoliquidaciones que presenten, en orden a determinar si se producen en las mismas variaciones positivas.

Y advertirá de que en caso de que «las inconsistencias comunicadas no sean aclaradas o persistan, el riesgo fiscal que estas representan podrá dar lugar a los procedimientos de control tributario que sean necesarios en relación con las mismas».